El hierro y la mujer

El hierro y la mujer

La importancia del hierro en la salud de las mujeres

El hierro es un nutriente fundamental para mantenerse saludable. Su función consiste en transportar el oxígeno a través de la sangre para aportar energía al cuerpo y mejorar la concentración. Asimismo, ayuda a mantener el sistema inmunitario sano, combatiendo infecciones. Los niveles bajos de hierro pueden provocar déficit de hierro o ferropenia que, a su vez, aumenta el riesgo de padecer anemia ferropénica, en la que se reduce el número de glóbulos rojos sanos en el cuerpo.

Las mujeres viven situaciones de mayor riesgo de no disponer de hierro suficiente, como la menstruación, o en los que necesita hierro adicional, como el embarazo o después del parto. También será necesario que controle los niveles de hierro de sus hijos durante algunos periodos, especialmente durante el crecimiento y cuando sus hijas comiencen a menstruar. Por ello, el hierro es una parte fundamental en todas las etapas de sus vidas.

Menstruación

La menstruación es un acontecimiento muy importante en la vida de una niña, y constituye una parte fundamental de lo que significa ser mujer. Además de las molestias habituales que puede suponer llevar tampones o compresas, la preocupación por encontrar un baño, los dolores de estómago y no encontrarse bien, la menstruación afecta a las reservas de hierro.

Aumentar la familia

Cuando empiece a pensar en tener un hijo, considerará algunos asuntos como reducir el consumo de alcohol y cafeína o tomar algún suplemento de ácido fólico, pero también será necesario que vigile sus niveles de hierro.

Embarazo y parto

¡Buenas noticias! Ahora puede comer por dos. Aunque esta afirmación no es completamente cierta, es verdad que debe controlar más lo que come. Durante el embarazo, tanto la madre como el bebé necesitarán hierro para que todo funcione bien, por lo que su médico o matrona irán comprobando los niveles de hierro. De todos modos, es recomendable reconocer cuáles son los signos de ferropenia y cómo se pueden tener unos niveles de hierro adecuados. También es un nutriente importante a la hora de afrontar y disfrutar los primeros días con el bebé.

Ser madre

Convertirse en madre es uno de los acontecimientos que más marcan la vida de una mujer. Aunque hay diferentes circunstancias en las que no se sabe muy bien cómo actuar, como al recibir el alta, o situaciones que exigen mucho esfuerzo tanto dentro como fuera de casa, ser madre es una experiencia increíble. Al igual que durante el embarazo, el hierro es un elemento esencial para mantener sanos tanto a los hijos como a la madre.

Continua con tu vida

La mujer dedica una gran parte de su vida a la salud y el bienestar de sus hijos, asegurándose de que comen bien, estudian, juegan, hacen amigos, y en general, en preocuparse por ellos. Una vez que ya son independientes, es hora de volver a centrarse en una misma.

Experiencias de pacientes

Lea las experiencias de otras mujeres que no permitieron que el cansancio y el agotamiento se llevase lo mejor de ellas. Conozca cómo unas pruebas y un tratamiento sencillo de la ferropenia ayudaron a estas mujeres a superar la fatiga.